• Mato a 18. Sufrir√° el dolor de 18 muertes, y entonces habr√° paz.

  • Por matar a los inocentes, empezaran con fuego. Le cortaran las manos, la lengua, los ojos. Todos los dolientes tendr√°n su turno de cuchillo. Al alba, la Comandante le pondr√° fin con la espada... pero no he conocido a nadie que sobreviva tanto.

  • Lucius me previno de esto, pero no le cre√≠. Dime una cosa... Mientras hund√≠as el pu√Īal en el coraz√≥n de aquel a quien amabas... ¬Ņno deseabas que fuera el m√≠o?.

  • Esta noche celebramos nuestra nueva paz. Ma√Īana, planearemos la guerra. Por los que hemos perdido... y los que encontraremos pronto.

  • Lo llevamos de vuelta a la aldea donde ocurri√≥ la matanza. Hay un ritual funerario... es la √ļnica forma de salvar a los dem√°s.

  • Yo soy una asesina. Queme a 300 de los tuyos. Le corte el cuello a un hombre y vi c√≥mo mor√≠a. Estoy empapada de sangre terrestre... m√°tame.

  • S√© que es una luchadora, pero nos hace falta una forma de salir de esta sin luchar.

  • No estoy lista para guiar a nuestro pueblo por el desierto... no hasta que intentemos hallar otra forma.

  • Detened a estos tres, pero aseguraos que est√©n listos para partir con los dem√°s, en menos de una hora. ¬°H√°galo, comandante! o la sangre de todo nuestro pueblo manchara tambi√©n sus manos.

  • No estabas all√≠, Abi. Les vi. Guerreros que se entrenan desde ni√Īos para luchar y morir por su causa. Ahora mismo est√°n marchando hac√≠a este campamento. Cr√©eme cuando te digo que lo acertado es vivir... para poder volver y luchar otro d√≠a.

  • Todos tenemos monstruos en nuestro interior, Clarke, y somos responsables de lo que pasa si los soltamos.

  • La enfermedad pasa r√°pido, algunos son inmunes, se usa para minar el campo de batalla. No me sorprende que seas de los fuertes.

  • Si no puedes vivir sin el recuerdo de los que se han ido, entonces pones aquellos a quienes quieres en peligro... y el dolor no desaparecer√°. Los muertos se han ido, Clarke. Los vivos, tienen hambre.

  • Yo tambi√©n perd√≠ a alguien especial... se llamaba Costia. La capturo la Naci√≥n de los Cielos cuya reina cre√≠a que ella sab√≠a mis secretos. La torturaron... la mataron... la decapitaron. Cre√≠ que no superar√≠a el dolor... pero lo hice. ¬ŅC√≥mo?... reconoci√©ndolo como lo que es... debilidad.

  • Hijo... nos superan por mucho. Aunque mat√°ramos a cientos, arrasar√≠an el campamento, y tu amigo morir√≠a igualmente.

  • Lo que necesitamos es un infiltrado que sea nuestros ojos y o√≠dos.

 
Pag 1/2038
 
 
 
 
 



 



Copyright © 2016 Vaais

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

 
Entendido!