Frases de Orgullo



  • Pasaste mucho tiempo con nosotros, Jon Nieve. Ya nunca más podrás ser de los que se arrodillan.

  • ¿Y los de tu pueblo que no luchan?. Las mujeres, los niños, los ancianos, los enfermos. ¿Qué les sucederá a ellos?. Los condenaras a morir. O peor que la muerte, porque tu orgullo te impide sellar la paz. O tal vez no sea orgullo... quizás seas un cobarde.

  • No podrás cambiar su ideología, pero ve más profundo. Jim es un hombre orgulloso, explota ese orgullo.

  • No sabe con quién está tratando. Soy Ana Sofia Romagnoli, viuda de Ruizpalacios. ¡Presto! Llame al Gerente o alguien con más criterio que usted para que me atienda como me merezco.

  • Abrase visto. Soy Ana Sofia Romagnoli, viuda de Ruizpalacios, miembro distinguido de una de las familias más importantes de este país. Me acabo de gastar miles de dólares, y usted, ¿me rechaza un cheque?. Que ofensa.

  • Lo que le dolió fue su orgullo de machin herido, y también que su primo Alejo le bajara la novia. ¿Y sabe qué?, ya me canse del 'turi turi', ahí nos vemos.

  • ¡No! No fue la suerte. Fue que no decidí descender al arroyo. Escogí a una mujer a mi propia altura.

  • Cuando me case, ya no era un jovencito... tenía una vida hecha, sin depender de nadie. Y tuve mucho cuidado para escoger a la que sería mi esposa, la madre de mis hijos, una mujer honesta... de una familia adinerada y de prestigio.

  • Estoy aquí gracias a esos pozos. Aprendí a pelear como un guerrero Dothraki... un sacerdote norvoshi y un caballero de Poniente. De pronto fui famoso y diez mil hombres y mujeres... gritaban mi nombre cuando llegaba al pozo. Gané tanto dinero para mi amo que me liberó cuando murió.

  • Jodido o no, sigo siendo el Señor de los Cielos. Vivo o muerto. Ya soy una leyenda.

  • No servimos a ningún rey de mierda que solo es rey porque su padre lo fue.

  • Estuvimos en ese infierno tres años. De príncipes de Moscú... a cargar en una cubeta. Me prometí a mí mismo que si alguna vez salíamos... nunca más perderíamos lo que teníamos. Sobre todo, el orgullo.

  • ¡Ante los dragones nos inclinamos... y ahora los dragones están muertos! ¡Ahí se sienta el único Rey... por el que me arrodillaré! ¡El Rey del norte!

  • Renly Baratheon no es nada para mí... Stannis tampoco. ¿Por qué deben gobernarme a mí y a los míos... desde un asiento florido en el sur? ¿Qué saben ellos del Muro o del Bosque de Lobos? ¡Hasta sus dioses están equivocados!

  • ¡Romper mi juramento! No me sentaré aquí a tragarme los insultos... de un chico tan verde que mea pasto.

  • El maldito muro se derretirá... antes de que un Umber marche detrás de un Glover.

 
Pag 1/4
 
 
 
 
 



 



Copyright © 2016 Vaais

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

 
Entendido!