Frases de Las chicas del cable - Netflix Serie #5


Frases de Las chicas del cable - Netflix - Serie



  • A veces vale la pena mentir para no perder a los que más quieres. Lo único importante es que no te descubran... porque si lo hacen, entonces les perderás para siempre... y te quedaras solo.

  • Eso como usted dice es una intensión, y el cementerio está lleno de buenas intensiones. Somos los vivos los que tenemos que seguir adelante.

  • Querido, deja que extienda sus plumas como un pavo real. Tú no necesitas sus halagos, tú tienes sus acciones.

  • La verdad es que nunca sabes lo mucho que quieres algo hasta que lo pierdes. Me había pasado con Francisco, con Ximena, y no estaba dispuesta a que volviese a sucederme.

  • Hay personas dispuestas a perder su libertad por los que ama... aunque eso suponga entregar su alma al diablo. Hay otros en cambio que no están dispuestos a perder la oportunidad de ser felices.

  • Aún podemos recuperarlo, Alba. Aún está ahí. Sin mentiras, sin recuerdos.

  • ¿Sabes que podría dejarlo todo por ti?. No me creo que sientas nada por Carlos. Lo dices para castigarme. Te lo estás inventando para alejarme, ¿me equivoco?.

  • Si estás dispuesta a perderlo todo... el precipicio nunca te parecerá alto... pero si no, la más pequeña altura te parecerá una eternidad.

  • ¿Cómo reaccionar cuando vas a perder lo que más quieres... cuando te van a quitar un trozo de tu corazón?.

  • Porque solo hay una forma de romper el vinculo sagrado que te une a tu familia... una sola... la muerte.

  • Puedes intentar separarte de tu familia, dejarlos atrás, pero no es tan simple. La familia siempre está ahí, si te quiere de verdad.

  • Estamos condenados a nuestra familia, aunque nos decepcione, aunque no nos entiendan, aunque nos hagan sufrir.

  • Dicen que la sangre de tu familia es irrompible, pero no elegimos a nuestra familia.

  • ¡Usted nunca me ha querido como heredero! Yo nunca he sido el hijo que deseaba. Nunca estaba a la altura de sus expectativas. Ya estoy harto de que me exija ser el hijo perfecto... ¿con qué derecho?. Si usted nunca ha sido un buen ¡padre!, ¡le odio! ¡¿me oye?! ¡le odio!

  • No vas a enternecerme, ¿me oyes?. Sé que seguramente es una magistral actuación de las tuyas... porque no queda nada autentico en ti. Eres una farsante, una egoísta que solo piensa en si misma.

  • La confianza se gana día a día, pero se pierde en un instante como un vaso de agua que se derrama en el suelo.

 
Pag 5/11
 
 
 
 
 




 



Copyright © 2017 Vaais

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

 
Entendido!