Frases de Narcos - Netflix Serie - Citas y dichos celebres #3


Frases de Narcos - Netflix - Serie



  • Pablo tuvo a sus abogados trabajando horas extras para continuar negociando su rendición con el fiscal general de Colombia. Pero era una treta. ¿Por qué rendirse cuando tienes todo el control?. Era libre, y sus negocios estaban en auge.

  • Lo importante de este momento, no es cómo se reaccione, sino cómo se ha preparado uno para ellos. Caballeros, tengo que decirles... que estamos listos. Y que no vamos a necesitar de secuestros ni de bombas para triunfar. Lo haremos desde la clandestinidad. Y cuando volteen a mirar qué paso... ya no estaremos ahí. No, señor. Salud por eso.

  • Usted es un policía. Usted sabe perfectamente dónde está Montecasino, dónde están los Castaño, dónde están los Rodriguez. Arrestelos, y después accidentalmente les mete un pepazo en la cabeza.

  • Su información sobre Escobar, paralizo su negocio. Hará lo mismo con Cali, esta vez para nosotros. En el momento en que declare, su influencia desaparece.

  • Le damos inmunidad a Judy, nos da su testimonio y todo controlado. Es una narco de alto nivel, dispuesta a delatar a otros narcos de alto nivel. Lleva en el negocio 30 años, conoce el funcionamiento de Cali, no es información que tenga mucha gente.

  • Escobar permaneció prófugo y protegido por un ejército de sicarios, en una ciudad que se negó a abandonarle.

  • A finales de los 70, Jesús Castaño, un importante terrateniente, fue secuestrado por las FARC y exigieron 50 millones de pesos por su rescate. Pero sus hijos solo pudieron reunir 16... bueno, no fue suficiente. Así que los guerrilleros apalearon a Castaño hasta su muerte. Desde ese día, los hermanos Castaño, extremaderechista y matacomunistas psicóticos, juraron que nunca descansarían hasta vengar a su padre... y asesinaron a toda persona asociada por la guerrilla en el campo. Incluso los aldeanos inocentes que vivían en feudos de la guerrilla fueron ejecutados porque vivían bajo el yugo comunista.

  • Si parecía que el mundo de Escobar se estaba derrumbando a su alrededor, en realidad estaba a punto de empeorar.

  • A ver, señores. En la historia de todo negocio, hay momentos que son decisivos. La primera venta, el primer millón, el primer billón, y, cuando tu rival, ya no existe.

  • ¿Cuánto le queda, Sra. Escobar, en propiedades, en plata?... Que bueno, porque lo quiero todo.

  • Vos sabías que dar información clasificada es una ofensa federal, y mucho más cuando esa información va a dar a manos de un grupo, al margen de la ley, que ha matado a gente inocente. ¡Estoy segura que un periódico de esos gringos alucinaría con la noticia!, ¿qué opinas?.

  • Vos sabes que están ofreciendo mil 400 millones por los Pepes. Yo sé dónde están. A mí no me interesa la recompensa. Me interesan mis laboratorios.

  • Cuando Escobar piensa que la pluma es más poderosa que la espada, sabes que lo cabreas.

  • A los de Cali les encantaba el dinero y la buena vida, pero detestaban el tipo de atención equivocado. Para los señores de Cali, lo importante era mostrarse como hombres de negocios decentes. Y el negocio iba bien. Lo que no significaba que no pudiera mejorar.

  • Y mientras el negocio crecía, un chico joven y ambicioso de Colombia, Pacho Herrera, suponía tantos ingresos, que pronto, los hermanos lo ascendieron a socio. Pero tenía un competidor, y no uno cualquiera. Uno que no estaba interesado en abdicar el trono como el 'Rey de la Coca'.

  • Sus promesas y negociaciones solamente nos han traído más violencia, y a él lo ha hecho más fuerte. Esto no acaba con la entrega de Pablo Escobar... esto acaba con su muerte.

 
Pag 3/16
 
 
 
 
 



 



Copyright © 2016 Vaais

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

 
Entendido!