Frases de Narcos - Netflix Serie #3


Frases de Narcos - Netflix - Serie



  • Cuando Pablo era niño, volvió un día del colegio, muy bravo. Una niña se había reído de sus zapatos, estaban rotos, y no teníamos plata para comprarle unos nuevos, así que esa noche me fui pal pueblo, y me robe unos de la tienda. Y al otro día, Pablo volvió al colegio. Ser pobre no es ninguna excusa para verse como pobre.

  • El día que cayó Pablo, el Cartel de Cali pasó a ser el enemigo público número uno. Que nos hubieran ayudado a derrotar a Pablo, no importaba un carajo.

  • El enemigo de mi enemigo es mi amigo... hasta que se vuelve mi enemigo también. Y cuando eso pase... que Dios lo ayude.

  • Los miembros de los Pepes miraban hacía el futuro, uno era sin Escobar, y otros tenían su propia visión de futuro. Los Pepes habían eliminado a Pablo del narcotráfico, y eso había creado una vacante para el nuevo rey de la cocaína de Medellín. O, dependiendo a quién preguntes, tal vez para una reina.

  • Escobar hizo lo único que aún podía hacer... desaparecer. Estuvimos 1 mes, 14 días y 7 horas, sin atisbos, sin avisos. Nada.

  • Te entregas, te meten a la cárcel. Aprovechas para descansar, pa pensar, pa reestructurar todo el negocio, y el día que se te de la gana, te escapas. La leyenda crece.

  • Para matar a un monstruo, te alías con otros monstruos. Si no me creen, abran un libro de historia. Es lo que hacemos.

  • No soy un héroe. Hubo algunos héroes en la caza de Escobar. Muchos, en realidad. Pero cuesta verlos con tanta sangre.

  • Una vez leí un libro sobre un hombre rico que se arruino. A la pregunta, ¿cómo ocurrió? ¿cómo lo perdió todo?. Él respondió: 'Poco a poco, al principio. Y después... de golpe'. Para Pablo Escobar, ese momento por fin había llegado. Su imperio estaba patas arriba, su ejército muerto o en la cárcel.

  • Los narcos siempre hablaban de lealtad, menos cuando estaban en apuros.

  • Las hazañas de la Quica eran legendarias. Era el asesino más prolífico de Escobar, y a quien se le atribuyo poner la bomba en el avión de Avianca. Pero también era su hombre de confianza, si lo poníamos de nuestra parte, podríamos cerrar el capitulo de Pablo.

  • Solo teníamos que llamarlo, esperar que estuviera en la zona, rezar para que lo cogiera, mantenerlo al teléfono el tiempo suficiente para que nuestra triangulación captara su señal, y después pillarlo sin perder la vida. Fácil, ¿verdad?.

  • ¿Que qué pienso?. Yo pienso... que todo se fue pal carajo, el día en que usted se fue, primo Gustavo.

  • Ayer cumplí 44 años. Sabías que Cesar invadió Gran Bretaña cuando tenía 44 años. Él perdió el poder varias veces, pero siempre lo recupero. Nunca dejo que nada lo derrotara.

  • Todos estaban de acuerdo en que Escobar tenía que caer, pero había desacuerdos en la forma de llevarlo a cabo. Escobar aún era peligroso, y muchos en el gobierno querían que se rindiera.

  • ¿Quién podía culpar a León?. A Pablo le quedaban dos telediarios, y Cali era el futuro. Les había presentado a los banqueros de Pablo, a sus contrabandistas, a todos. Pablo aún no lo sabía. Sus mayores rivales tenían un golpe maestro en secreto. Habían robado la joya de la corona de su imperio, se la quitaron de las manos. Y no tuvieron ni que disparar una bala.

 
Pag 3/19
 
 
 
 
 



 



Copyright © 2016 Vaais

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

 
Entendido!