Frases de Narcos - Netflix Serie #4


Frases de Narcos - Netflix - Serie



  • El problema de los narcotraficantes, es que no se puede confiar en ellos. León había dirigido la operación de Pablo en Miami durante años, y también se hizo rico. Pero en cuanto Cali le ofreció un trato mejor, dio la bienvenida a sus nuevos socios con los brazos abiertos.

  • Los Pepes pusieron anuncios en periódicos para avisar a los antiguos aliados de Escobar de que... 'Pablo está acabado. Únete a los Pepes o muere'. Y los traficantes que no leían los periódicos porque no sabían leer, recibieron la visita de la embajadora más glamorosa de los Pepes.

  • Esta es mi ciudad, Limón... esa es mi gente. Medallo nunca me va a traicionar.

  • Tata quiere que me entregue. Dijo que yo podría ser como Nelson Mandela.

  • Recordáis cuando la gente llamaba a Pablo 'El Robin Hood Paisa', pues esa chorrada se acabo. El bombardeo también afecto a sus fieles partidarios. Mucha gente de Medellín que siempre lo había protegido, lo veía con otros ojos, y nadie lo sabía mejor que los Pepes.

  • Puede que no lo supiera en ese momento o simplemente no podía aceptarlo, pero su final estaba cerca... y ya era hora.

  • Eso es. Era un tipo que no conocía reglas ni limites y que se había pasado de la raya.

  • Escobar hizo del terror su profesión, y casi siempre había funcionado. Pero cuando puso 100 kilos de TNT en un Centro Comercial, en el núcleo de Bogotá, una semana antes de que el colegio empezara, había ido demasiado lejos.

  • ¿Sabe lo que es chistoso?. Que mi papá no tenga la más puta idea de quién soy yo. ¿Usted no sabe que yo fui uno de los hombres más ricos de este puto mundo?. ¿Sabe que el Presidente de los Estados Unidos sabe quién soy yo?. Que yo fui elegido para la Camara de Representantes de este país. Y que su apellido es conocido en todo el mundo por lo que hice yo. ¡¿Y qué qué?! ¡¿Y usted qué?! ... ¡¿Y usted qué?! Un viejo ignorante que vive solo en esta finca de mierda. Que no conoce a sus nietos, porque no hay una ¡puta foto! de ellos ahí.

  • Limón y Quica, me van a llevar con ustedes, porque esta noche vamos a estar lado a lado, peleando hasta la muerte. Vamos a entrar y vamos ¡a darles con toda! ¡¿Listo?!

  • 90 kilos de C4, lo mismo que una bomba en un F16. Murió mucha gente, muchos heridos, la mayoría niños. Pablo no se atribuyo la autoria de la bomba, no hacía falta.

  • Las puertas del infierno quedaban abiertas... y todos corrían para escapar del fuego o quedarse dentro.

  • Como no podía atacar directamente a sus enemigos en Cali, fue detrás de sus preciados negocios legítimos, los que no podían ocultar... su cadena de farmacias. Y las voló junto con las personas que tuvieron la mala suerte de pasar cerca. Hablamos de decenas de bombas. Dejo Bogota con el alma en vilo, y al gobierno colombiano avisado. Seguid ignorando a los Pepes. No reconozcáis sus crímenes, y seréis los siguientes. Pero el terror conlleva más terror, y los Pepes respondieron con su estilo personal. Se nos ocurrió un nombre para sus obras... arte popular colombiano.

  • Amenaza la familia de un hombre, y descubrirás de qué está hecho. Pablo Escobar estaba hecho de rabia, venganza y terror.

  • Tráigame a todos los hombres que podamos comprar. Se va a Medellín por cada caleta que tengamos plata, y tráigame hasta el último centavo.

  • Esta noche, vamos a pelear como nunca hemos peleado. Vamos a pelear con todo lo que tenemos. A la mierda el Cartel de Cali. A la mierda Judy Moncada. ¡A la mierda los Castaño! ¡Vamos a demostrar a esos hijos de putas con quien se están metiendo, porque nosotros aún somos el Cartel de Medellín!

 
Pag 4/19
 
 
 
 
 



 



Copyright © 2016 Vaais

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

 
Entendido!