Frases de Riviera Serie - Citas y dichos celebres


Frases de Riviera - Serie


Quotes of Riviera Spanish / Español


  • Antes pensaba que esa gente era mucho mejor que yo... porque tenían... no sé... Y que si conseguía un pedacito de eso... sería alguien con clase, ¿no?. Es mentira. Mira en qué me he convertido.

  • 32... el número de dientes que tiene un adulto. Como ya le sacamos una, solo quedan 31 oportunidades más de saber la verdad.

  • Siempre me he preguntado porqué te hacías cortes en el cuerpo. Un momento puro de dolor, y todo desaparece.

  • Harías bien en recordar que no fuimos nosotros quienes empezamos esto, fue él. Le responderemos de la misma manera, con el único lenguaje que entiende un psicópata como él... ojo por ojo, o diente por diente.

  • No estamos secuestrando un niño... es una moneda de cambio, una de la que no podemos prescindir.

  • Tiene gracia, ¿verdad?... ¡¿verdad?! ¿Cuándo trabajo aquí?. ¿17... 18 años?. Es para troncharse de risa. Y todo el mundo sabe que el chiste soy yo. Puta banda de mentirosos. Aunque al menos sé que tengo algo de los Clios, ¿no?... soy totalmente disfuncional.

  • Un día una chica empezó a hablarme, era preciosa. No podía creerme que le gustase, pero... le hacían gracia todos mis chistes. Fuimos a mi casa, nos acostamos... fue genial... y auténtico. Unos meses después, la vi en una discoteca, y no había sabido nada de ella, así que me acerque y le dije: 'Hola, cuánto tiempo', o algo así. Ella comenzó a comportarse de forma muy rara... sus amigas se reían... me di cuenta, de que se reían de mí. Resulto que era prostituta. Al parecer alguien le pago... por acostarse conmigo, para que me creyera más hombre... Que madre tan considerada, ¿he?. No consigo entender, ¿lo hizo porque me quiere?. Odiaba a la prostituta, pero nunca se me ocurrió... odiar a mi madre.

  • Cuando tenía 15 años no era precisamente... salía con chicas, pero no confiaba en mí mismo, no era muy deportista. Mi madre no hacía más que repetirmelo, me lanzaba bromas. Fui forjandome cierto carácter, eso me ayudo, pero... aun así no iba camino de ser el hijo que ella quería.

  • Ya sabes que te aprecio mucho. Has tratado genial a Adriana. No es tu culpa que Christos sea un capullo y mi madre la reina del hielo.

  • ¿Qué pasaría con Brandeis? ¿Se escaparía y le recogería un coche?. ¿Saldría del país con un pasaporte falso, y volvería con uno autentico?. Oh, vaya, se lo estará imaginando sentado en alguna cafetería, drogándose mientras lee lo de su cagada en el periódico.

  • ¿Sabes en qué pensaba... en esa celda?... en mi padre. Estafaba a la gente... de mil maneras. Yo era parte de sus timos. Me usaba... tener una niña le hacía parecer más honrado. Me vine a Europa para alejarme de él. ¿Y cómo he acabado?, sentada en una celda... igual que él.

  • Ya sabes que confió ciegamente en ti, cielo. Ya sabes lo mal que duermo. Todo lo mío... es tuyo, escondido a plena vista. Georgina, te quiero, y siempre te querré.

  • Todo lo que he averiguado no es propio del hombre con el que me case. Si sabía que Christos consumía heroína, y además estaba blanqueando dinero en el banco. Quizá nunca... me quiso. Es como si se hubiera muerto dos veces.

  • Te enteras de muchas más cosas de alguien cuando muere... que cuando está vivo.

  • Elena no es una chica, es un archivo. Piensa en los apeles de Panamá, gente muy peligrosa de todo el mundo, jefes del gobierno. Elena no es una tontería. Mierdas hasta del Kremlin, tratos turbios, corrupción, mentiras.

  • Ya conoces el dicho: 'No apuestes más de lo que puedas permitirte perder'... pero eso no es tan divertido. Tú no juegas para ganar dinero. Lo que te pone a mil, es el riesgo de perderlo todo.

 
Pag 1/3
 
 

Frases celebres de Riviera - Serie

 
 
 



 



Copyright © 2016 Vaais

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

 
Entendido!