Frases de Vikingos (Vikings) Serie - Citas y dichos celebres #2


Frases de Vikingos (Vikings) - Serie


  • No le compadezcáis, no lloréis. ¿Sabéis dónde está?, las valquirias se lo han llevado al Valhala; en este momento estará... bebiendo con los dioses.

  • El navío costero sube con corazón de acero. Fría es la espuma del mar... y tu muerte va a llegar. Las estrellas conocen tu valía, ¡todos morimos un día!

  • Nunca pelees, salvo que sepas que tienes la suerte a tu favor, es la tradición.

  • No, yo nunca te insultaría. Eres un gran guerrero... pero tal vez no seas un gran hombre.


  • ¿Tú quieres que te pague?, cuando coger esto fue como robarles a unos ¿bebes?.

  • Tú eres granjero, deberías conformarte con lo que tienes. Hay pocas granjas y están solicitadas, y hay muchas personas aquí que querrían poseer tu tierra... ¿entiendes lo que digo?. No quiero que vuelvas a contradecirme jamás.

  • Deberíamos zarpar hacía el oeste. He oído historias, Rollo, de grandes ciudades y tesoros, montones de oro y plata y un nuevo Dios.

  • A mí no me satisface solo esto. Odín dio un ojo por adquirir conocimientos, pero yo daría mucho más.

  • El Conde decidirá a dónde iremos, los barcos son suyos. Nos enviara hacía el este, como siempre, a tierras bálticas, pero yo quiero saber qué hay en Poniente, qué ciudades y qué dioses hay allí.

  • ¿Pelearas a mi lado, Rollo?. Juntos tú y yo podemos crear un nuevo reino. ¿No es eso lo que deseas?, la muerte de tu hermano y el nacimiento de tu fama.

  • Estoy seguro que eres un gran hombre y un gran guerrero... pero jamás oí tu nombre.

  • Esas cosas me interesan, como los terribles trucos del dios Loki, trasformándose en pulga para quitar a la diosa Freya su preciado collar.

  • Ya sé lo que queréis, queréis decir que os creéis mejores guerreros que yo, aunque ayer mismo tomabais leche del pecho de vuestras madres.

  • Son carroñeros, poco más que bestias. Debemos ser más listos que ellos.

  • Sí, soy muy viejo, pero he sido un guerrero toda mi vida. He navegado muchos años con el conde Haraldson, he peleado contra los hombres del Este, y he visto morir a todos los compañeros que tuve en mi juventud, y aunque luche con ellos, codo con codo, nunca me ha rozado siquiera una espada enemiga. Todos mis amigos y compañeros de juventud están muertos, comiendo y bebiendo con los Aesir en los salones de los dioses, mientra yo he sido olvidado, abandonado. Y por eso te ruego, mi señor, que me des la oportunidad de morir con honor en la batalla, y unirme a mis amigos en el Valhala.

  • Por mis brazaletes sagrados, juro lealtad a ti y a tu familia, pero también quiero pedirte un favor, señor. Que la próxima vez que zarpes, me lleves a saquear contigo.

 
Pag 2/4
 
 
 
 
 



 



Copyright © 2016 Vaais

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

 
Entendido!