Frases de Vikingos (Vikings) Serie #5


Frases de Vikingos (Vikings) - Serie



  • Cuando viví en la corte del Emperador Carlomagno, los hombres del norte ya habían emergido de sus guaridas y atacado partes de su imperio.

  • No me sorprende que esos nórdicos hayan llegado finalmente a Wessex. Cuando supe de sus incursiones a Northumbria, me di cuenta de que solo era cuestión de tiempo que sus barcos arribaran aquí.

  • Quiero que vengas conmigo, puede que nos seas útil. Necesitaremos a todos los dioses, incluido el tuyo.

  • Déjame pensarlo, ya sabrás mi decisión... me rompiste el corazón.

  • Supongo que sabes la historia del matrimonio de Njord y Skadi. Skadi era una gigante. Mataron a su padre. Fue hasta Asgard por justicia. Y los dioses le preguntaron si quería oro por la muerte de su padre. 'Prefiero un esposo', dijo, 'y risa en el estomago'. Los dioses hablaron y acordaron que Skadi podría esconder un esposo de entre ellos, pero con una condición... que lo escogiera por sus pies. Y Skadi no perdió tiempo en escoger los pies más perfectos, creyendo que le pertenecían a Balder, el más apuesto de los dioses... pero no fue así, le pertenecían al dios Njord, el Señor de los marinos y los pescadores... su piel era vieja y arrugada.

  • Veo lo que los dioses me permiten ver, y digo lo que me permiten decir.

  • Los dioses me han dado hijos como prometieron, pero quiero saber qué va a ser de ellos... ¿qué oculta el futuro?.

  • Ha, ¿dices que eres una bruja?. Dicen que las brujas practican ritos sexuales prohibidos, ¿lo harás conmigo?.

  • Por mucho tiempo, padre, siento que no he cargado con otra cosa que recuerdos. Pero ahora, en este lugar, contigo y mi madre, siento que... he renacido... que tengo una vida por vivir.

  • Tú y yo, padre, estamos unidos por lazos de sangre y memorias.

  • He oído que hay arreglos similares por toda esta tierra. Que un Conde viva con más de una mujer. De hecho no es nada extraño, redunda en beneficio de todos, sobre todo de los niños... de ambos matrimonios, claro.

  • Di lo que quieras sobre mí... pero los dioses fueron lo bastante tontos para salvarte.

  • Thor estaba enojado con nosotros. Golpeo su martillo, y las olas crecieron más, cubriendo los botes. Uno cayo con demasiada agua, ¡se hundieron!, y oímos los gritos de los hombres llevados a la profundidad.

  • Yo a tu edad tenía muchos amigos... todos han muerto... jamás conocieron la felicidad.

  • Ya sé que te cuesta aceptar esto, pero la desdicha abunda más que la felicidad.

  • Yo sé que estás con los dioses, pero esperare aquí un rato. Y si quieres venir y hablar conmigo, ven y hazlo... y acariciare tu precioso y largo pelo otra vez, con mis ásperas manos.

 
Pag 5/11
 
 
 
 
 




 



Copyright © 2017 Vaais

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

 
Entendido!