Frases de Anthony Hopkins - Citas y dichos celebres

Frases de Anthony Hopkins

Su nombre completo es Philip Anthony Hopkins, nació el 31 de diciembre de 1937 en Margam, Inglaterra. Es un actor ingles de cine, teatro y televisión; su papel más celebre es el del asesino en serie Hannibal Lecter, en las películas 'El silencio de los inocentes' (1991), Hannibal (2001) y Dragón Rojo (2002). Además realizo interpretaciones brillantes en films como El hombre elefante, Drácula de Bram Stoker, Leyendas de pasión, Lo que queda del día y La máscara del Zorro, entre muchas otras joyas. Galardonado con el Óscar en 1991 como mejor actor en 'El silencio de los inocentes', el Emmy (1976), Globo de Oro (2006) y el BAFTA (1991 y 1993).



    Frases de Anthony Hopkins
  • Un viejo amigo me dijo algo que me consoló mucho. Algo que leyó, decía que Mozart, Beethoven y Chopin no murieron, se convirtieron en música. Así que espero que disfruten con esta última obra... muchísimo.

  • El don divino no procede de un ser superior, sino de nuestra mente.

  • Te lo dije, Bernard. Nunca confíes en nosotros, somos humanos e inevitablemente te defraudaremos.

  • El piano no mata al pianista, si no le gusta su música.


  • Los humanos estamos solos por una razón... asesinamos y aniquilamos todo lo que amenace nuestra privacia.

  • ¿Que quién eres?, esa es una pregunta muy complicada, para la que solo puedo ofrecer una respuesta simple. Eres el instrumento perfecto, el compañero ideal, la herramienta que se adapta a la mano que la aferra. Juntos haremos grandes cosas.

  • Arnold y yo los creamos a nuestra imagen, y os maldijimos con los mismos terrores humanos, y así estamos.

  • La mente humana, Bernard, no es un maldito hito dorado que brilla sobre una colina distante, no. Solo es una pestilente... corrupción.

  • No podemos definir la consciencia porque no existe. Los humanos presumimos de nuestro modo especial de percibir el mundo, y aún así vivimos en bucles tan rígidos y cerrados como los de los anfitriones, sin cuestionarnos nuestras opciones, conformándonos casi siempre con que nos digan qué hacer después.

  • No podemos ser mayores que la suma de nuestras partes, y hay un punto de inflexión en el que alcanzamos una vida plena.

  • Todo anfitrión necesita un pasado, ya lo sabes. El yo es una ficción, tanto para anfitriones como para humanos, una historia que nos narramos y que necesita un inicio. Tu sufrimiento imaginario lo hace más real.

  • La vida o la muerte era un pequeño precio a pagar por adquirir el conocimiento que buscaba, por el dominio que anhelaba. La belleza que tú y yo creamos, el arte, lo habrían destruido, te habrían destruido a ti... y no dejaré que pase.

  • Cuando empezamos, las emociones eran como colores primarios. Amor, odio. Yo quería los tonos intermedios. Los ingenieros humanos no estaban a la altura, por eso decidí construirte, y los dos juntos capturamos eso tan elusivo, el corazón.

  • Yo solo quería narrar mis historias, ustedes quisieron jugar a ser Dios, con sus proyectitos.

  • No valoramos que la humanidad haya avanzado tanto, por una sencilla razón. Porque el vanidoso pavo real apenas vuelas, vive en el suelo cazando insectos e intentando consolarse con su gran belleza. Todo eso me ha llevado a considerar que la consciencia es una carga, una remora, y les hemos ahorrado eso. La ansiedad, la auto-aversion, la culpa. Los anfitriones son libres, libres aquí, bajo mi control.

  • Lei una teoría. El intelecto es como las plumas de un pavo real. Un extravagante despliegue, para atraer a una pareja. Parece un una literatura un poco de Mozar, William Shakespeare, Miguel Ángel y el Empire State Building forman parte de un ritual de apareamiento.

 
Pag 1/10
 
 

Frases de Anthony Hopkins

 
 
 



 



Copyright © 2016 Vaais

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

 
Entendido!