Frases de Blanca Soto



  • Me niego a seguir trabajando para el Teca... ese desgraciado es un asesino de niños.

  • Yo soy la Reina del dinero, no de la droga.

  • 50 y 50, ¿te parece?. Yo me encargo de lavar el dinero, y tú te encargas de la droga, porque no quiero ni verla.

  • A partir de mañana trabajamos juntos de nuevo, aunque eso signifique que tengas que arrasar con Don Teca y todo el Cartel de Tijuana.

  • Si todavía tu oferta sigue en pie, la acepto. Quiero regresar a tu Cartel. Sí. Vuelvo al Cartel de Jalisco, y sé que eso va a desatar una guerra sanguinaria con Don Teca... por eso le tienes que dar protección a toda mi gente.

  • El Indio es el hombre que más daño me ha hecho, a mí, a mi hijo y a mi familia. Ha tratado de destruirme de todas las maneras... pero no ha nacido el desgraciado que pueda quebrarse a la Señora Acero.

  • Lo único que tenemos en común Bertha, tú y yo... es el apellido... y la viudez.

  • Hay muchos túneles que cruzan por debajo la frontera de Tijuana a San Diego. La mayoría son normales, ustedes a cada rato los encuentran y los dinamitan. Pero hay otros más difíciles de detectar, porque son muy pequeños, por donde solo caben niños, que los usan para explotar a cientos de niños menores de 12 años, ellos son mulas para transportar droga de un país a otro. Si tú destruyes esos túneles... yo te entrego al Teca Martínez.

  • Déjenme, desgraciados. ¿A dónde me llevan? ¿Quién los mando? ¡¿De qué grupo son, cabrones?! ¿Quién es el jefe? ¿Por qué me secuestraron? ¡Ustedes no saben con quién se están metiendo!

  • Quiero retirarme de este negocio, Manuel. No quiero seguir con este tipo de vida, ni arriesgar el pellejo todos los días, ¿sabes?. Y no le voy a pedir permiso a Don Teca. Esta es mi vida y nadie me va a obligar a hacer lo que yo no quiero.

  • Estamos a punto de comenzar algo grande. Voy a trasladar toneladas de 'blanca nieves' al gabacho. Las cosas están cambiando.

  • Por dios, no solo salvaste mi vida, además, acabaste con uno de mis peores enemigos. Lograste que escapáramos de ese infierno.

  • Pues mire, Sr. Caicedo, usted será espía, ingeniero de telecomunicaciones, lavador de dinero y, bueno, hasta un payaso aficionado... pero hoy... eres solo mi héroe.

  • Te vi peleando cuerpo a cuerpo con Felipe como una fiera, sin miedo. ¿De verdad estabas dispuesto a morir por mí?.

  • Sí, yo lo sé. Siempre le dije que yo no me iba a ensuciar las manos con esa porquería. Pero si tengo que convertirme en narcotraficante... para salvar a esos niños, no me va a temblar el pulso. ¿Acepta el trato? ¿Sí o qué?.

  • Sí, estamos en el mismo negocio, pero yo no soy como ustedes.

 
Pag 1/9
 
 
 
 
 


  •  
     Frases populares

 



Copyright © 2016 Vaais

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

 
Entendido!