Frases de Liam Neeson



    Frases de Liam Neeson
  • Hay cosas más importantes que el juicio de la Iglesia. Vas a realizar el acto de amor más doloroso que se ha cometido... al apostatar.

  • Un cura debe ser imitación de Cristo. Si Cristo estuviera aquí, habría apostatado por ellos. Muestra que lo amas, salva la vida de la gente que él ama.

  • Pero han apostatado muchas veces. Están aquí por ti, Rodrigues. Mientras no apostates, no pueden salvarse.

  • Te piden ayuda como tú llamas a dios. Estás en silencio, pero no tienes por que hacerlo.

  • ¿Y qué harás por ellos?. ¿Rezar?. ¿Y conseguir qué a cambio?. Solo más sufrimiento. Un sufrimiento que solo tú puedes detener, ¡no Dios!. Yo también rece, Rodrigues. No ayudó. Vamos... reza... pero reza con los ojos abiertos.

  • ¿Tienes el derecho de hacerlos sufrir?. Oí los gritos de los sufrientes en esta misma celda, y por eso actúe.

  • Sí tengo derecho a hablarte, porque eres como yo. Viste a Jesús en Getsemaní, y crees que tu ruta es la misma. Esos 5 en el foso están sufriendo también igual que Jesús, pero no tienen tu orgullo, y nunca se compararían con Jesús.

  • No es el guardia y no son ronquidos. Son cristianos, cinco de ellos, todos colgados en el foso.

  • Encontramos nuestra naturaleza original en Japón, Rodrigues. Quizás es lo que significa encontrar a Dios.

  • Hay un dicho aquí. Las montañas y los ríos se pueden mover, pero la naturaleza humana no se puede mover. Es muy sabio, como tanto aquí.

  • Tus mártires pueden haber estado bajo el fuego, pero no fue por la fe cristiana... murieron por ti, Rodrigues.

  • Los japoneses no pueden concebir una vida fuera del reino natural. Para ellos nada trasciende lo humano. No pueden concebir nuestra idea del dios cristiano.

  • Los japoneses solo creen en su distorsión de nuestro evangelio, así que no creen en realidad, nunca creyeron.

  • He trabajado en este país por 15 años, lo conozco mejor que tú. Nuestra religión no crea raíces en este país, no porque fueran arrancadas, sino porque este país es un pantano, nada crece aquí. Plantas algo aquí, y la raíz se pudre.

  • Esto es del foso. Estás amarrado para que no te puedas mover, y te cuelgan cabeza abajo. Y te hacen la incisión. Sientes tu sangre goteando, gota a gota, para que no se te vaya para la cabeza, y no mueras tan rápido.

  • El objetivo de todo esto es que abandonen a Dios y el evangelio de su amor. Pero ellos no solo se rehúsan a apostatar, piden ser torturados, para así demostrar la fuerza de su fe y la presencia de Dios en ellos.

 
Pag 1/10
 
 
 
 
 



 



Copyright © 2016 Vaais

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

 
Entendido!