Frases de Robinson Díaz



  • Te vas a ir con un grupo de gatillos, ¿oís?. Llámalos, Manteco. Los objetivos a seguir son... o a quebrar.

  • Pa que me devolvás esa plata que me embolataste, ¿oíste?. Te vas pa Miami, y me pelas... un montón de sapos.

  • Sabes quién está tras de vos, ¿no?. Un héroe disque de la patria, el Mayor Mamadero, el caza-narcos. Date por bien servido.

  • ¡¿Cuál vuelta, ome, ni qué pan caliente?! ¡Salí de ahí, que te van a caer, ome! ¡Perdete pedazo de sordo!

  • ¿Será que esa coscorria tenía más plata que yo?... no creo. ¿Pero de qué le sirvió?... allá está, chupando carceliño.

  • Hombre, yo no confío ni en lo que me cómo, ni en mi propia madre. Pero el 'Pariente' sabe que no me puede llevar en la mala.

  • ¿Ustedes se acuerdan de la Catedral de Escobar?... Ah, bueno. Va a ser la misma joda. ¿No se acuerdan que el man manejaba los business desde allá, los negocios, y la ley lo protegía?. Que el man podía hacer sus cosas, hacía partidos de fútbol, entraban reinas, hacía asados... chimbitas, curas, de todo. ¡Y la ley lo protegía! Eso va a ser lo mismo con nosotros, mijo. Lo mismo. La ley nos va a proteger, y vamos a poder seguir manejando las cositas desde allá. Es muy bonito... ¿por qué razón?, porque allá no nos va a entrar nadie, porque la ley va a estar ahí con nosotros. Y ese tinglado lo están haciendo los paraquitos... pa nosotros.

  • Sí, nos toca pagar cárcel, ¿pero qué clase de cárcel?. Aquí, en Colombia. No una cárcel allá, a 2x3, en gringolandia.

  • A ver. No se trata de convertirse en soldados... se trata de parecerrr soldados. Los paramilitares... se van a desmovilizar, van a entregar las armas, van a hacer la paz con el gobierno... y nosotros tenemos que entrar en esa colada como seaaaaa.

  • Aquí no se aceptan los quejidos ni los que ¡JODEN!

  • Oigan a este, si a Casillas le vale un huevo Guadalupe. ¿Vos crees que si yo no estuviera seguro? ¿no le hubiera hecho el Dante?. Guadalupe tiene los días contados, papá.

  • A mí me da mucha pena con usted, Don Mechacorta, pero usted no tiene ni idea de lo que está diciendo, llave. Nosotros entramos allá, y no duramos ni un minuto vivos, mijo. Esa clase de gente, yo la conozco, son unas pecuecas.

  • Que pecado con esos gringos, ¿no?. Toca abastecerles bien las narices.

  • Yo me comprometí con mi patrón, Don Oscar, a que usted le iba a pagar a toda esa gente allá en Colombia. Si esto sirve para cumplirle al hombre, entonces, cuente conmigo, papa, soy su soldado.

  • ¿Quién es el tal Letrudo? ¿Quién es ese lagañoso?, porque toca pelarlo.

  • Patrón, se cayo la vuelta. Nos cayo el ejercito. Capturaron el 727, nos salvamos fue de pura arepa.

 
Pag 1/7
 
 
 
 
 



 



Copyright © 2016 Vaais

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

 
Entendido!